viernes, 28 de octubre de 2011

Diversidad Cultural en Guadalajara

El movimiento cultural que se vive actualmente en Guadalajara es uno de los más fuertes en América. La ciudad cuenta con una de las agendas culturales más vastas en el continente, a lo cual se suma el interés del gobierno.En la ciudad se dan grandes festivales de diversos temas con reconocimiento y alcance internacional, por mencionar los más conocidos: Festival Cultural de Mayo Feria Internacional del Libro de Guadalajara Los museos en Guadalajara son una extensión de la infraestructura cultural de esta ciudad, muchos de ellos destacan por su trascendencia arquitectónica e histórica, existen más de 189 foros de exposición artística entre centros culturales, museos, galerías privadas y espacios culturales del ayuntamiento, varios de ellos con siglos de existencia y algunos otros en proceso de construcción. Los museos en Guadalajara pertenecen al marco cultural de la ciudad, entre los cuales se encuentran en todos sus géneros exhibiendo Historia, Paleontología, Arqueología, Etnografía, Pinturas, Artesanías, Plástica, Fotografía, Escultura, obras de circuitos internacionales de arte, etc.
Guadalajara cuenta con una gran variedad de platillos típicos, como pozole, tamales, tostadas, sopes, enchiladas, tacos, menudo, frijoles charros. Pero algo que lo distingue totalmente de todo el país son las "tortas ahogadas", que es de birote salado (pan típico tapatío) con carne frita de cerdo cortada en trozos, Conocida también como "Carnitas" y frijoles refritos untados, bañado todo en salsa de tomate condimentada con especias; adicionalmente se come acompañado con cebollas desflemadas en limón y salsa picante, se puede acompañar con una bebida llamada tejuino que está hecho a base de masa fermentada con nieve de limón.
Otra de las comidas típicas de Guadalajara y todo el estado de Jalisco es la "birria", la cual normalmente es hecha con carne de cabra, res o borrego. La birria artesanal se hace en un horno especial, que puede estar bajo tierra y cubierto con hojas de maguey; la carne se puede mezclar con un caldo de tomate y especias, o consumida por separado. El postre que se considera como típico tapatío es la jericalla.
Otro de los platos típicos de Guadalajara es la carne en su jugo. Este platillo consiste en un caldo de carne de res con frijoles de la olla y va acompañado de tocino, cilantro y cebolla. A diferencia de la torta ahogada, este platillo normalmente no lleva chile.
Guadalajara también cuenta con numerosos restaurantes para degustar la gastronomía internacional; cuenta con lugares reconocidos y con algunos de los mejores restaurantes del país con especialidades en comida mexicana, española, francesa, brasileña, japonesa, italiana, hindú, árabe, libanesa, griega, china, argentina, tailandesa y varios restaurantes especializados en comida vegetariana y "orgánica".
 

jueves, 20 de octubre de 2011

diversidad cultural en chiapas


El ambiente natural en Chiapas es extremadamente diverso debido a tres factores principales: su accidentada topografía, su consecuente diversidad climática, y el ser punto de convergencia de dos regiones biogeográficas: (la región neartica y la región neotropical).
El territorio chiapaneco es una enorme placa de roca caliza fragmentada en diferentes puntos, fallada y plegada, por lo que su topografía es compleja. Su fisonomía la determinan dos grandes cadenas montañosas que la recorren con orientación Noroeste-Sureste. La primera de esas cadenas, la sierra Madre de Chiapas, corre casi paralela a la costa del océano Pacífico e incrementa su altitud desde aproximadamente los 1.000 msnm en los límites con Oaxaca hasta más de 2.000 msnm en la frontera con Guatemala. La otra cadena montañosa, la llamada Altiplanicie Central (también conocida como Macizo Central o, más comúnmente, como Los Altos de Chiapas), se desplaza por la parte central del estado. Proviene de Guatemala (Sierra de los Cuchumatanes) y desde ahí penetra en territorio mexicano, alcanzando sus máximas altitudes cerca de San Cristóbal de las Casas.

En Yucatan:

Para promover el uso del maya yucateco y celebrar la diversidad  cultural, el Proyecto Meteorito edita por segunda ocasión el Calendario Lingüístico Maya, una herramienta lúdica cuyo objetivo es hacer un reconocimiento a los mayahablantes.

  La artista visual yucateca Patricia Martín Briceño, integrante del proyecto junto con Erik Samson, explica que es la segunda edición de calendario, que incluye fotografías suyas.

La edición del año pasado se publicó en español, inglés, francés y maya, lengua en la que se incluyeron frases cotidianas.

  "El 40% de la población de la Península de Yucatán habla la lengua maya cotidianamente, pero en la zon urbana no se enseña, como con el inglés, por ejemplo", dice Patricia.

La artista visual recuerda que 2011 será el Año de México en Francia y, gracias a la gestión de Erik Samson, se logró que la zona de Bretaña, en el noreste de Francia, firmara un convenio con la Universidad de Oriente (UNO), en Valladolid, para sostener un intercambio.

  "Estas culturas tienen similitudes, pues son fuertes, con una identidad marcada, pero no son culturas dominantes", agrega.

DIVERSIDAD CULTURAL EN SINALOA :)

 

El noroeste de México es una región ambientalmente diversa, pero más que en ese sentido, es en el aspecto cultural y étnico en el que posee mayor diversidad. La mayor parte del noroeste de México lo abarca el desierto de Sonora, que no comprende solamente al estado del mismo nombre, sino también las áreas colindantes de Sinaloa, Chihuahua, Baja California y, principalmente, Arizona. En este escenario natural se encuentran diversas culturas regionales, siendo algunas consecuencia de procesos demográficos históricos, que han adquirido identidades diferenciadas, con elementos culturales propios y particulares y, por otra parte, culturas regionales llamadas “grupos indígenas”, pero que académicamente debemos reconocer como etnias, es decir, culturas que tienen un fundamento étnico, esto es, que tienen cada una población con un origen común tanto en lo biológico como en lo cultural.


La diversidad lingüística
En el Estado de Sonora residen siete pueblos originarios y una etnia que aunque es originalmente migrante se puede considerar de residencia permanenteasí como un amplio sector migrante. Los grupos étnicos originarios y los municipios que habitan son:
- Kuapak o cucapá (San Luis Río Colorado).
- Tohono o’odham o pápago (General Plutarco Elías Calles, Puerto Peñasco, Caborca, Sáric y Altar).
- Comca’ac o seris (Hermosillo y Pitiquito).
- O’ob o pimas (Yécora).
- Makurawe o guarijíos (Álamos y El Quiriego).
- Yoeme o yaqui (Bácum, Cajeme, Guaymas y Hermosillo).
- Yoreme o mayo (Benito Juárez, Etchojoa, Navojoa y Huatabampo).
De acuerdo con el censo de 2000, en Sonora 55,694 personas hablan lenguas indígenas. En Sinaloa hay 49,744 hablantes de lenguas indígenas, mientras que en Baja California hay 37,685
En las regiones colindantes con el desierto de Sonora se encuentran las siguientes etnias originarias y cantidades de hablantes, según el INEGI
- En Sinaloa, colindando con Sonora: 6,865 hablantes de mayo.
- En Baja California, colindando con Sonora: 82 hablantes de cucapá; además se registraron 159 hablantes de kumiai, 46 hablantes de kiliwa, 193 de pai pai y 80 de la lengua cochimí.
También se encuentran asentados en Sinaloa, Sonora y Baja California grupos de origen migrante:
- Kikapú, (Tamichopa, municipio de Bacerac, Sonora), con una residencia que se puede considerar permanente.
En Sonora, según el INEGI, se encuentran las siguientes cantidades de hablantes de lenguas migrantes: triquis: 595, mixtecos: 1,684 y zapotecos: 1,164, destacando entre otros grupos étnicos migrantes. Otros censos muestran dimensiones demográficas muy distintas; según una encuesta interinstitucional coordinada por el DIF estatal en 1997, en Sonora se encontraban aproximadamente 15,000 trabajadores migrantes en la Costa de Hermosillo, 5,000 en la región de Carbo-Pesqueira, 15,000 en la región de Caborca, y 5,000 en el sur del Estado. De esta población migrante, el 40% pertenecía al grupo étnico triqui y 1.5% al mixteco o al zapoteco, todos estos grupos originarios de Oaxaca. Se registró que el 53% de la población migrante encuestada no sabía leer ni escribir.